Medicina Estética


Especialidad dedicada a mejorar nuestra imagen en todos los aspectos. Varices, desde arañas vasculares a las más grandes, lunares, verrugas, lifting, otros tratamientos para las arrugas, ácido hialurónico, exfoliación, plasma enriquecido, tratamientos capilares, cicatrices, tatuajes...

Cuando hablamos de medicina estética necesariamente hablamos de belleza o mejora del aspecto físico.  El concepto de belleza es  muy amplio y no sólo describe la apariencia externa sino que, también, es una combinación con la belleza interior que incluyen factores psicológicos como la elegancia, inteligencia, personalidad, etc.

La medicina estética es una rama estrechamente vinculada con la dermatología porque las técnicas y tratamientos propios de la especialidad actúan directamente sobre la piel. Trata las alteraciones faciales y corporales, causadas por factores endógenos o exógenos, tales como envejecimiento, arrugas, discromías, entre otras variaciones.

Se define como una práctica médica no quirúrgica, que aplica técnicas no invasivas para la restauración y el mantenimiento de la estética, salud y bienestar del ser humano a nivel facial y de integración corporal.

Previene, desacelera e incluso puede revertir el proceso de envejecimiento, entre otros muchos factores.

La medicina estética se perfila como una alternativa a la cirugía y en los últimos años se ha posicionado como la última tendencia para evitar arrugas y signos de envejecimiento en general gracias a sus procedimientos no agresivos y en muchos casos de resultado inmediato.

A nivel facial su objetivo es mejorar la calidad de la piel, tejidos que muchas veces precisan de tratamientos con láser o peeling para mejorar su textura o combatir irregularidades. Además, a partir de los 30-35 años de edad, tanto en hombres como mujeres, aparecen los primeros síntomas de deterioro de la piel y con ello, el debilitamiento de volúmenes producido por la pérdida de hueso o del componente graso de la cara.

En Policlínicas AC realizamos tratamientos específicos para cada necesidad. Técnicas innovadoras que están en constante evolución gracias al avance tecnológico que ha experimentado la medicina estética en los últimos 30 años. La combinación de todas ellas, con el diagnóstico médico preciso adecuado a la inquietud del paciente posibilita la consecución de resultados satisfactorios sin alterar su ritmo de vida.

Algunos de los tratamientos que realizamos en nuestra consulta son:

  • Luz Pulsada Intensa: La luz pulsada intensa, IPL, son flashes cortos de luz muy brillante. Cuando un rayo de luz brillante entra en la piel, ciertos pigmentos naturales la absorben y la convierten en calor. Las sustancias o cromóforos de la piel capaces de absorber la luz son la melanina, la oxihemoglobina/hemoglobina y el agua. Su finalidad es eliminar un objetivo como pueden ser manchas provocadas por el fotoenvejecimiento o bien lesiones vasculares, como la cuperosis, sin dañar el tejido circundante.
  • Nevus y lunares: Los lunares son lesiones benignas que se forman por acumulación de los melanocitos de la piel. Pueden aparecer desde el nacimiento pero lo más frecuente es que vayan aumentando en número con la edad, sobre todo en las zonas que estén más expuestas a la radiación solar como la espalda, los brazos, el escote o la cara. Los lunares "potencialmente peligrosos" son los que cambian de  repente de tamaño, forma o color. Se pueden eliminar con varias técnicas, la más común es el bisturí, pero también puede utilizarse láser en algunos casos. Una vez eliminados, ya no vuelven a aparecer.
  • Hilos tensores: Este tratamiento es una novedosa técnica para devolver firmeza al óvalo facial y tensar la piel de rostro y cuello con un procedimiento muy sencillo y seguro. Se trata de tejer una especie de malla, un entramado de hilos cruzados, que sujete el tejido facial. Son hilos muy finos de un material rectamente sobre la piel de la zona donde se ubica la araña vascular. El paciente sólo sentirá un pequeño golpe en el momento de aplicar el láser, ya que antes y después de cada ráfaga se enfría la zona en la que se aplica.

Productos como el ácido hialurónico, bótox, peelings o las vitaminas están a la disposición de nuestros profesionales médicos para mejorar estos aspectos citados anteriormente.

Siempre con discreción y naturalidad, huyendo de los excesos y manteniendo una conversación y seguimiento con el paciente para manejar las expectativas de forma realista, nuestros especialistas podrán lograr hacerles mejorar y sentir bien, siempre sin perder su personalidad.

En definitiva, la medicina estética es una garantía de salud y bienestar físico y emocional.

La Medicina Estética es y debe ser siempre realizada y supervisada por personal sanitario.

Recuerde que en Policlínicas AC, la primera consulta de Medicina Estética es gratuita, para que se pueda asesorar sobre tratamientos, precios y lo más adecuado para su tipo de piel, edad y actividad.